Liposucción y Transferencia de tejido graso propio

Liposucción asistida por agua

La técnica consiste en la extracción del tejido graso mediante un equipo (WAL: Water Assisted Liposuction) que utiliza una cánula especialmente diseñada para no dañar los adipocitos (células grasas). Mediante esta cánula, se infiltra agua a presión en forma de spary para separar los adipocitos y así poder extraerlos sin dañarlos.

 

   
Infiltración.
Una solución salina en forma de spray se introduce en el tejido adiposo para aflojar su estructura y liberar los adipocitos.
 

Irrigación y aspiración.
Las áreas tratadas no están "hinchadas" porque la solución inflitrada se está re-aspirando de forma simultánea.

  Resultado
El tejido graso se reduce sensiblemente. Los adipocitos y células madre extraídos no se "rompen" y son injertados vivos, con resultados positivos a largo plazo.

 

Transferencia de tejido graso propio

Luego de la extracción, la grasa es procesada mediante un filtro especial (Lipocollector) para obtener tejido útil (adipocitos, preadipocitos y células madre*).

Seguidamente, se inyecta el tejido graso vivo en otras partes del cuerpo con resultados positivos a largo plazo.

Aplicaciones de la Lipotransferencia

  • Reconstrucción mamaria
  • Aumento de glúteos y reparación de deformaciones de la silueta
  • Relleno y corrección de irregularidades faciales
  • Rejuvenecimiento de manos
  • Aumento de labios

(*) Hace unos pocos años se descubrió que el tejido graso abdominal era rico en células madre, lo cual, entre otras aplicaciones, permitiría que al injertar grasa con células madre vivas el resultado fuera más eficaz y duradero.


El método BEAULI

BEAULI: Aumento de mama por Lipotransferencia (por su sigla en inglés, BrEast AUgmentation by LIpotransfer).

Ventajas del Método BEAULI

Las ventajas radican en que la grasa puede extraerse (liposucción) y transferirse (lipotransferencia) en una única operación que puede realizarse en forma ambulatoria, con anestesia local y leve sedación. El procedimiento total requiere menos de dos horas. La vitalidad y la tasa de integración de las células adiposas extraídas mediante este método son muy buenas.

 

Hasta la fecha no se han observado complicaciones en pacientes tratadas con este método, el cual representa una alternativa nueva y genuina para la reconstrucción mamaria. Además, el procedimiento de transferencia de tejido graso produce menos dolor en el paciente. Las principales ventajas son la apariencia natural de los senos y la ausencia de cicatrices visibles.

 

Antes y después de la transferencia de tejido graso propio (resonancia magnética)

 

El análisis de escaneo por resonancia magnetica nuclear, realizado antes de la intervención y seis meses después demostró que más del 80% de las células grasas transplantadas con el Método BEAULI “prenden” y sobreviven.

 

Historia de la transferencia de tejido graso

En marzo de 2007 difundió los resultados de una serie de injertos de tejido graso para el agrandamiento de la mama en la principal publicación de cirugía plástica del mundo: Plastic and Reconstructive Surgery Journal. Este artículo también presenta resultados post-cirugía varios años después de la realización del procedimiento, con lo cual queda documentado el éxito del procedimiento a largo plazo.

 

El problema principal más frecuentemente asociado a esta técnica es que el procedimiento de extracción de células grasas es delicado y lleva mucho tiempo. Las células grasas se extraen manualmente, utilizando una pequeña jeringa. Luego, dichas células grasas obtenidas se centrifugan y posteriormente se transfieren a jeringas más pequeñas para ser reinjertadas en el seno. El procedimiento para el agrandamiento de senos con esta técnica toma, generalmente, entre 6 a 8 horas.

La medicina realiza experimentación en materia de transplantes de tejido adiposo propio desde 1893 (Neuber - Alemania). No obstante, los médicos no podían terminar de resolver favorablemente determinados obstáculos: algunos injertos no sobrevivían, los procedimientos quirurgicos eran muy largos y la tasa de sobrevida del tejido adiposo injertado era muy variable.

 

Desde principios de los años ochenta, el Dr. Sydney Coleman, cirujano plástico de Nueva York, se ha dedicado a desarrollar un procedimiento para la extracción y transplante de células grasas (adipocitos). Su labor ha sido la base para desarrollar una técnica de implante de tejido graso que funcione existosamente.

Estudios clínicos en desarrollo

A fin de documentar cuidadosamente los resultados de esta práctica y ayudar a que esta técnica pueda establecerse como una opción terapéutica viable, se estan recolectando y revisando todos los datos obtenidos mediante un estudio clínico multicentrico.

Se realizaron escaneos mediante imágenes por resonancia magnética antes de la operación y por segunda vez, seis meses después de la cirugía. Hasta la fecha, se han realizado más de 200 operaciones utilizando este método, con muy buenos resultados. Las intervenciones que se realizaron fueron para aumento y reconstrucción mamaria. También se han tratado casos de contractura capsular alrededor de implantes de silicona, mediante la remoción del mismo y el reemplazo con tejido graso.

Riesgos y complicaciones

El principal riesgo asociado al uso de tejido graso propio para el aumento de mama es la reabsorción de las células grasas que no sobreviven el procedimiento.

Si las células grasas se agrupan en grandes cantidades y el cuerpo no logra absorberlas correctamente se pueden desarrollar quistes oleosos. En un estudio realizado en EE.UU. en el que se evaluaron 70 casos, se registraron pequeñas calcificaciones en un 3% de los pacientes, tras 2 años de seguimiento post cirugía. Sin embargo, las mamografías que se realizaron indicaron claramente que estas calcificaciones eran benignas. Este problema se evita en gran medida con el Método BEAULI, ya que las células grasas se injertan en finas capas.

Rara vez puede desarrollarse una infección (inmediatamente después de la intervención). Tales infecciones generalmente responden bien a los antibióticos.

En casos extremadamente severos el procedimiento puede causar la formación de abscesos que requieren tratamiento quirúrgico. No obstante, estos riesgos están asociados a cualquier tratamiento quirúrgico vinculado a las mamas, incluso en los casos de agrandamiento de senos con implantes.

 

Distribuidor exclusivo de Human Med en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Perú